Dibujos

Hubo unos años en los que pasaba horas dibujando. Esas horas de placer se han transformado ahora en tiempo (mucho menos) delante de un ordenador, como asomado al mundo por la ventana de su pantalla. No conservo nada de entonces. Regalé todos los dibujos, un par de cientos tal vez, a todo aquel a quien le gustara alguno. Quiero pensar que alguno sobrevivirá en algún despacho o biblioteca.

En realidad conservo uno que apareció en una estantería hace poco, detrás de libros, probablemente porque alguien no supo encontrarle un lugar en su momento. Ahora es tarde, la tinta ha perdido intensidad en algunas zonas, el papel se resiente de las fijaciones del envés y el blanco se ha vuelto gris. Está hecho a plumilla, una técnica que siempre me gustó por su sobriedad y porque nunca he entendido el color lo suficiente como para usarlo con solvencia. Aquí está, detrás del vidrio, con sus motivos y su historia ya entrando en el olvido.

4 comentarios:

  Anónimo

18/9/08 18:41

Me gusta mucho tu dibujo.
¿Tendrá miedo a lo mismo, hoy, que el día en que la creaste?

Enhorabuena

  Angel

18/9/08 19:50

No, sin duda. Era una mujer de carácter y seguro que sigue siéndolo. Y gracias.

  Bliss

22/9/08 20:26

Como dicen por estos lares: ¡¡Ojtin!!

A mí también me gusta mucho...

  JOHAN BUSH WALLS

23/9/08 20:04

Pues buen dibujo maestro, sería bueno que hicieras más.

Salú pue.